Rellenos faciales


Rellenos FacielesLos implantes faciales se usan para mejorar el contorno facial. Frecuentemente estos implantes ayudan a dar un balance mas armonioso a sus rasgos faciales de forma que se sienta mejor con su aspecto. Hay muchos implantes disponibles, confeccionados con una amplia variedad de materiales. Estos implantes pueden enderezar la línea de la mandíbula, adelantar un mentón o los pómulos, contribuyendo a balancear el resto de la cara. Este texto describe algunos de los implantes faciales disponibles así como las técnicas para su uso. Con estos datos puede familiarizarse con estos procedimientos pero para mas detalles que pueden ser relevantes en su caso particular es preferible que la información sea personalizada.

Es la operación consistente en la extirpación del exceso de piel y grasa abdominal y en la corrección de la flaccidez muscular. Esta situación de exceso de piel y relajación de la pared abdominal se suele dar en pacientes que han tenido aumento de peso y pérdida posterior o en mujeres que han tenido varios embarazos. La abdominoplastia consigue un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha. La intervención se realiza bajo anestesia general, practicándose una incisión por encima del vello pubiano que se prolonga hacia las caderas. Se libera la piel del abdomen y, si es preciso, se refuerzan con suturas los músculos abdominales. Se tracciona hacia abajo la piel sobrante y se extirpa.

Después de la operación el paciente llevará una faja especial, reforzada con un vendaje, según cada caso individual. Las cicatrices alrededor del ombligo y en el abdomen inferior irán mejorando con el transcurso del tiempo. No obstante, en algunos casos es preciso realizar una revisión cicatricial con anestesia local. Más que en ninguna otra intervención de Cirugía Estética vale la frase: “el cirujano hace la sutura y el paciente la cicatriz”. Como posibles, aunque raras complicaciones, cabe mencionar la pérdida de vitalidad (necrosis) de la piel situada por encima del pubis que puede requerir un tratamiento postoperatorio más prolongado. Igualmente pueden aparecer seromas y/o hematomas que requieran evacuación.

¿Qué podemos esperar de un implante facial?

Los implantes faciales pueden mejorar su apariencia y su autoestima. Si esta buscando una mejoría, no la perfección, de su aspecto y es realista en sus expectativas, La realización de un implante facial puede ser la elección adecuada.

Frecuentemente usamos estos implantes para obtener un mejor balance de los rasgos de un paciente joven. Por ejemplo una adolescente puede necesitar remodelar su nariz y adelantar un poco el mentón para que sus rasgos sean más proporcionados.

Los pacientes mas maduros generalmente utilizan los implantes en conjunción con otros tratamientos. Por ejemplo, durante un lifting facial los implantes colocados sobre los pómulos contribuyen a una apariencia mas juvenil. También los implantes pueden utilizarse para mejorar caras que parecen tristes o cansadas.

Los implantes faciales producen cambios que mejoran claramente los rasgos. Los problemas son infrecuentes pero es preciso informarles de los mismos. En este texto les expondremos los más frecuentes.

En primer termino algún implante puede desplazarse ligeramente de su posición y puede ser precisa una segunda tentativa con objeto de colocarlo correctamente. Las infecciones pueden presentarse en cualquier operación. Si se presentara alrededor de un implante y no se pudiera limpiar tras el tratamiento con antibióticos, el implante podría tener que ser temporalmente retirado y reemplazado mas tarde. Otros riesgos menos frecuentes pueden asociarse con otros implantes. En cada caso particular les expondremos las particularidades de cada procedimiento.