Reconstrucción Auricular


Reconstrucción Auricular

La cirugía reconstructiva de orejas puede corregir una gran variedad de problemas médicos del pabellón auricular (oreja), incluidas las deformidades de nacimiento y los daños causados por lesiones traumáticas. Los defectos congénitos como la microtia (falta de desarrollo de partes de la oreja) y las lesiones que causan la pérdida de parte de la oreja (tumores, accidentes,etc.) pueden influir de manera importante sobre el aspecto general de las personas y la imagen que éstas tienen de sí mismas.

¿Qué es la microtia?

La microtia es un defecto congénito de la oreja que se presenta en alrededor de tres de cada 10.000 nacidos vivos. La traducción literal del nombre médico es “oreja pequeña” y el defecto puede ser unilateral  o bilateral . Cuando la microtia es bilateral, el riesgo de pérdida de la audición es mayor. Sin embargo, muchos pacientes alcanzan excelentes niveles auditivos con la cirugía reconstructiva de orejas y audífonos de conducción ósea

No hay evidencias de que la microtia se relacione con las acciones o la salud de la madre durante el embarazo, y la causa del defecto continúa siendo desconocida. Sin embargo, en ocasiones la deformidad puede estar relacionada con otras afecciones como la microsomía craneofacial y el síndrome de Treacher Collins. Las técnicas de la cirugía reconstructiva de orejas pueden utilizarse para recuperar el aspecto natural de la oreja .

Cirugía reconstructiva de la oreja

Dos tiempos quirúrgicos al menos son necesarios:

El primer tiempo  de la reconstruccón incluye dos procedimientos: obtener cartílago de las costillas y esculpirlos para después colocar esta maqueta  en un bolsillo de piel debajo de la oreja deformada o dañada .Este paso de la cirugía lleva entre cuatro y cinco horas y requiere cuatro o cinco días de recuperación en el hospital.

El segundo tiempo se realiza a partir del sexto mes en adelante y consiste en  separar la oreja creando el surco retroaruicular. Se suele emplear un colgajo de fascia temporal y un  injerto de piel . Puede  ser necesario algún tiempo quirúrgico extra para realizar pequeños retoques de la oreja reconstruída.

Cirugía reconstructiva de orejas después de un traumatismo

Las causas más comunes de lesiones en la oreja son las laceraciones, las quemaduras, las perforaciones infectadas o desgarradas, mordeduras humanas  y los tumores cutáneos. Cuando toda o parte de la oreja se ve dañada por una lesión, la cirugía reconstructiva de orejas tiene un papel importante en el tratamiento y la cicatrización de la herida. La importancia y la duración de la cirugía dependerán de la gravedad de la lesión: los lóbulos desgarrados pueden corregirse mediante una diversidad de procedimientos ambulatorios y no requieren mucho tiempo, mientras que una reconstrucción total requiere muchos meses de tratamiento quirúrgico. En ciertos casos, las técnicas reconstructivas pueden emplearse de inmediato; sin embargo, algunas lesiones pueden requerir la cicatrización de la herida inicial antes de que pueda comenzarse con la cirugía reconstructiva de orejas. Lo que se debe hacer después de cualquier traumatismo en la oreja es buscar atención médica inmediata para evitar mayores daños en esta área sensible.

 

Reconstruccion Auricular 1 Reconstruccion Auricular 2 Reconstruccion Auricular 3